En promedio, una persona en Bogotá pasa veinte días al año en un vehículo.

Son más de 13 millones de trayectos diarios en bici, en carro, en transporte público o a pie que se realizan en Bogotá, ¿cómo podemos compartir este espacio reconociendo al otro?

Tú, yo, nosotros y el otro es una iniciativa de Reconciliación Colombia, con apoyo del Programa Alianzas para la Reconciliación (PAR) de USAID y ACDI/VOCA, la Fundación para la Reconciliación y GJ comunicaciones, que busca suscitar reflexiones sobre la manera en que nos relacionamos diariamente en el espacio público.

¿Te animas a participar?

¿Quién soy yo para el otro?

¿Quién es el otro para mí?

Me identifico con:

Participa en este juego de roles

Lo primero que un conductor o un peatón pensaría, si yo fuera ciclista, es que soy _________.

Lo primero que un ciclista o un peatón pensaría, si yo fuera conductor, es que soy _________. 

Lo primero que un ciclista o un conductor pensaría, si yo fuera peatón, es que soy _________. 

¿Cuáles son las palabras más votadas y qué reflejan? ¿Desde qué lugar estamos hablando del otro?

Cuando calificamos al otro apelamos a nuestros pensamientos, creencias y experiencias previas.

¿Cómo viste al otro? ¿Qué tan alejado de la realidad puede estar?

En esa imagen no está pasando nada malo, pero ambos personajes parten de percepciones que no son del todo conscientes o racionales: prejuicios y estereotipos. Entendemos nuestro día a día a partir de una serie de pensamientos y creencias personales que no siempre coinciden con la realidad.

¿La siguiente afirmación es falsa o verdadera?

Los prejuicios y estereotipos sirven para relacionarnos de forma acertada porque nos ayudan a identificar al otro y saber qué esperar.

Conoce más de esta campaña y síguenos en las redes de Reconciliación Colombia.

Conoce el Programa para el Cambio Social

Con el apoyo de:

El contenido en esta página web no es información oficial del Gobierno de Estados Unidos y no representa las opiniones o las posiciones de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

¡Correcto!

Los estereotipos y prejuicios son atribuciones generalizadas hacia ciertas personas que alimentan sentimientos de desconfianza y hostilidad. Los estereotipos contribuyen a la discriminación, que muchas veces desemboca en violencia y exclusión social.

¡Falso!

Los estereotipos y prejuicios son atribuciones generalizadas hacia ciertas personas que alimentan sentimientos de desconfianza y hostilidad. Los estereotipos contribuyen a la discriminación, que muchas veces desemboca en violencia y exclusión social.